DIVERSIDAD SEXUAL E IMAGEN CORPORAL

por la Dra. Gilda Gómez-Peresmitré



PERO, ¿QUÉ QUIEREN LOS HOMBRES?









Los atributos físicos del modelo corporal masculino idealizado pueden rastrearse a finales del Siglo XVIII (con el escultor Winckelman) cuando emerge la sociedad burguesa. Paulatinamente, el cuerpo masculino fue adquiriendo mayor importancia como símbolo de la verdadera masculinidad, confiriéndose mayor atención a su desarrollo y a la construcción de un modelo estándar de la belleza masculina ( Mosse, 2001).

Más tarde, aproximadamente en los años 40, un investigador que aportaría un modelo masculino corporal , también vigente hasta nuestros días fue el psicólogo William H. Sheldon quien propuso, entre sus tipos corporales básicos, el mesomorfo muscular. Se ha encontrado que hombres y mujeres participantes de investigaciones en las que se les pedía que atribuyeran rasgos de personalidad a siluetas de cuerpos mesomórficos consistentemente dieron cualidades como fuerza, masculinidad, auto-confianza, energía y juventud.


Fuente: http://musculoymas.blogspot.mx/2011/10/quieres-ganar-musculo-mas-rapidamente.html



Los estudios de imagen corporal confirman que para las mujeres el cuerpo con forma de V y con físico atlético del mesomorfo representa la figura ideal masculina. Pero también para ellos, para los hombres, en general, la figura mesomorfa, con músculos pero sin grasa, es la figura ideal.

Entre los hombres, como género, existe un deseo tripartito de la figura ideal: entre los hombres jóvenes adultos (18-25), aproximadamente, la mitad de ellos, quieren ser más delgados; mientras que la otra mitad desean estar más gruesos. Esta tendencia masculina hacia una figura mesomorfa debe distinguirse de la de un tercer grupo (18 – 35 años), con una tendencia más extrema que rebasa el culto al cuerpo masculino fuerte, y se transforma en un culto obsesivo al músculo, en el que se desea un cuerpo siempre más fuerte y siempre más musculoso (entre más grande mejor) pero difícilmente alcanzable, un culto al músculo que deriva en la patología denominada, "anorexia inversa", ("reverse anorexia") y "trastorno dismórfico muscular" o en su término común de mayor divulgación, "vigorexia". Debe aclararse, sin embargo, que cualquiera que sea el término que se use, todavía no cuenta con el consenso de los estudiosos del tema para considerarlo como el referente de un trastorno estrictamente alimentario y prueba de esto es , su ausencia en el Manual DSM-IV (2002,2004).

Trastorno Dismórfico Muscular o Vigorexia. El desorden dismórfico afecta más frecuentemente a los hombres, especialmente la dismorfia del músculo (Pope, Olivardia, Gruber & Borowiecki,1999) En este caso, el individuo está obsesionado con la parte del cuerpo que piensa que está deformado o feo aunque de hecho se encuentra dentro del rango normal.


Fuente: https://www.trendenciashombre.com/estetica/vigorexia-traspasando-las-barreras-del-culto-al-cuerpo
Referencias